Contacto cero a un hombre orgulloso

Durante un noviazgo o durante un matrimonio una de las cosas que más pueden afectar a la relación y generar conflictos es el orgullo. Pero ahora supongamos que la relación ya se acabó y lo que quieres es recuperar a tu ex novio o ex esposo que es por supuesto muy orgulloso.

Seguramente uno de los consejos que te han dado para que logres recuperar a tu hombre es que apliques la técnica del CONTACTO CERO.

Pero como reconoces que él es muy orgulloso seguramente te preguntarás si la técnica del CONTACTO CERO A UN HOMBRE ORGULLOSO es realmente efectiva. Y si lo es, ¿cómo es la manera correcta de aplicarla?

Consulta la guía que te enseña cómo aplicar el contacto cero perfectamente. Lee Volver con él

Para comenzar y por experiencia propia te diré que aplicar la técnica del CONTACTO CERO A UN HOMBRE ORGULLOSO si tiene éxito!. Como muestra te expongo mi propio caso y te doy algunos consejos de cómo aplicarla.

Mi caso

Contacto cero

En primer lugar, te cuento que yo mismo pase por una situación como la que planteo al comienzo. Por algunas razones, una el orgullo, terminamos una relación de algunos años con mi novio.

En ese momento muchas personas me dieron un montón de consejos para que pueda recuperar la relación que tenía con él. Uno de esos consejos es que aplique la técnica del CONTACTO CERO.

Yo en realidad no creía que iba a funcionar con él, por que como ya te he contado él era muy orgulloso. Pero lo intenté, y para mi sorpresa y siguiendo algunas pautas que me habían dado después de un mes y para mi sorpresa logré regresar con mi hombre.

Es por eso que te ratifico que aplicar la técnica del CONTACTO CERO A UN HOMBRE ORGULLOSO si tiene éxito, ya que si la aplicas evitarás actitudes muy normales en alguien orgulloso.

Que no te manipule

Que no te manipule

Si tu ex novio o tu ex esposo es orgulloso seguramente también puede querer manipularte. El orgullo y la manipulación son dos aspectos de personalidad muy negativos que van de la mano el uno con el otro.

Si este es tu caso e identificas que él quiere manipularte haz lo necesario para que no lo consiga, pues si lo hace una vez, lo más probable es que caigas en un círculo vicioso y siempre sedas a su manipulación.

Una ayuda para que logres aquello es sin lugar a dudas la técnica del CONTACTO CERO, pues esta estrategia sugiere que evites todo tipo de contacto físico y por medio de redes sociales con tu ex pareja.

Volver con él

Y es obvio que si no tienes contacto con él por ningún medio, no logrará manipularte para nada. Antes bien lograrás que brote en él un deseo muy intenso de saber de ti y estar contigo, pero de manera espontánea ósea sin ninguna manipulación.

No alimentes su orgullo

No alimentes su orgullo

El orgullo es como una llama y si tu buscas a tu ex novio o ex esposo es como si estuvieras alimentando esa llama con gasolina. Lamentablemente mientras más busques a tu ex pareja más crecerá su orgullo.

Razonemos que cada vez que tú lo buscas ya sea de manera personal o por alguna red social es como si le dieras a entender que él es imprescindible para ti y aunque en realidad eso sea lo que piensas o sientas nunca se lo debes dar a notar.

Si haces eso en realidad estarías creando un “monstruo” que tal vez más adelante ni tú mismo lo soportes pues el orgullo va de la mano con la manipulación la arrogancia y un sinfín de antivalores que para nada son atraíbles.

¿Qué lograrás?

El resultado

Ahora pensemos en la clave de lo que hemos conversado aquí, “si lo buscas su orgullo crecerá”, pero que pasa si haces justo lo contrario es decir no lo buscas por ningún medio.

Correcto, acabas de pensar justo en la respuesta correcta, el efecto que causarás en él si aplicas la técnica del CONTACTO CERO será justo el que deseas.

Él sin lugar a dudas cambiará su personalidad, pues reconocerá que no es imprescindible para ti como creía antes y esto lo llevará a que deje a un lado su actitud orgullosa, altiva y prepotente. Al final todo esto lo ayudará a ser una mejor persona y obvio buscará volver contigo lo antes posible.

Compártelo!